cristales-a-medida-para-relojesCristales para relojes

Si debemos cambiar el cristal de un reloj, y no importa la marca, nos vamos a encontrar principalmente con cuatro tipos de cristales utilizados en relojería: Cristal Plástico, más conocido como Plexiglas, el Cristal Orgánico, el Cristal Mineral y el Cristal Zafiro, el precio de sustitución del cristal del reloj dependerá siempre de la calidad del cristal y de la marca, ya que cada tipo requiere un proceso de fabricación muy diferente, al realizar la sustitución del cristal del reloj, se debe comprobar su ajuste perfecto a la caja y su encaje con el bisel, en muchas ocasiones los cristales encajan a presión o mediante una junta de goma, que permite que el reloj se mantenga estanco a la entrada de agua.

cristales para relojes Cristal Plástico: Muy común en relojes deportivos actuales, también se utiliza en relojes de baja gama, y en relojes de cuarzo tipo antichock, el cristal plástico es el más barato del mercado, Cambiar un Cristal Plástico Redondo de un Reloj De Una Marca Conocida tiene un Precio de 3 Euros, es uno de los recambios más baratos

cristal-reloj-sustitucion-cristales-de-relojes-precios-reemplazar-cristal-reloj Cristal Orgánico: Era el tipo de cristal más utilizado en Relojes Antiguos de la década de los años 60 y 70 A simple vista las diferencias con el cristal plástico no son apreciables. Es un cristal que permite su pulido, pero es de baja resistencia a golpes y arañazos, actualmente este tipo de cristal orgánico se suele reemplazar por el cristal mineral, o por el Cristal Plástico, que permite en muchos modelos imitar el mismo tipo de cristal abombado que montaban originalmente los relojes, el cristal orgánico admite el pulido, con una restauración bastante aceptable aunque poco duradera.

cristales para relojes Cristal Mineral: es el más común, se utiliza principalmente en relojes de gama media y baja, permite un cierto pulido, pero su resistencia es muy limitada, es el tipo de cristal que normalmente utilizan los Relojes de Bolsillo, y la practica totalidad de relojes modernos con precios medios entre los 150 y los 300 Euro, cambiar un Cristal Mineral Abombado de un Reloj tiene un precio de 12 Euros.

cristales apra relojes Cristal Zafiro: A simple vista las diferencias con el cristal mineral no son apreciables. Para poder distinguirlos tendríamos que rayarlos o golpearlos, ya que la principal distinción de otros cristales es su resistencia. El cristal de zafiro es notablemente más resistente que el mineral. Si intentáramos rayar un cristal mineral con algún tipo de utensilio metálico no nos costaría gran esfuerzo, por el contrario si realizamos la misma operación en un cristal de zafiro este no sufriría ningún daño, El Cristal Zafiro se puede astillar por un golpe, se debe sustituir de inmediato, ya que los trozos de cristal pueden deteriorar la esfera, el cristal astillado permite también la entrada de agua al mecanismo del reloj, cambiar un cristal zafiro abombado para un reloj tiene un precio de 15 Euros, aunque se debe considerar que el precio dependerá del diámetro del cristal y si está tratado con anti-reflejos por una o por las dos caras, el precio también dependerá de la marca del reloj, muchos fabricantes utilizan cristal zafiro con tratamientos especiales, y tanto en la esfera como en la tapa, por ello lo mejor: Pedir Presupuesto indicando La Marca y Modelo. Existen otras propiedades a tener en cuenta como que el cristal sea antirreflectante, algo que nos encontraremos principalmente en los cristales zafiro. El cristal zafiro por sus cualidades lo vamos a encontrarlo en relojes de gama alta.

OMEGA-SPEEDMASTER-mixto-acero-y-oro-0Los cristales de zafiro son en realidad cristales de zafiro sintético, fabricados partiendo de alumbre amoniacal puro, fundiéndola, con lo que se descompone y se convierte en óxido de aluminio o alumina. Mediante aparatos vibratorios se obtienen partículas muy finas (de menos de una micra de diámetro) y se calientan hasta los 2.050 grados centígrados, lo cual hace que se convierta en piedra al combinarlas con el oxígeno e hidrógeno. Las piedras obtenidas se clasifican y se someten de nuevo a un proceso de calentamiento a 1.800 grados C. para estabilizar estas piedras (corindón). Mediante procedimientos físicos se le da forma y se pule con productos químicos en ambas caras. La capa antirreflectante se consigue aplicándole un revestimiento a 280 grados. Hay fabricantes que usan este paso para aplicar la capa en las dos caras.

la virtud del cristal zafiro es que no se raya (en teoría, sólo podría rayarlo otro zafiro o un diamante, que es de una dureza mayor). Pero hay que señalar que los cristales de zafiro suelen tener tratamientos antireflejos. Suelen poseer o bien una capa (en la parte interna) o bien dos (una en la parte interna, y otra en la externa). Y esa capa sí puede rayarse. Por ello, y aunque reflejen más la luz y molesten, es recomendable que, si adquirimos un reloj con cristal de zafiro, únicamente tenga una capa antireflectante.

OMEGA-SPEEDMASTER-professional-referencia-145022-0

cristales para relojes Los cristales de zafiro habían sido exclusivos de líneas elitistas de relojes, sin embargo, cada vez se están poniendo más de moda entre modelos de gamas que se podrían considerar marcas medio altas. Su fama de resistencia a las rayaduras y su durabilidad son sus principales puntos fuertes, mientras que los cristales minerales, antaño usados también en relojes de gama alta y media, van equipando también cada vez más a modelos de relojes de precios de gama baja.

 Los relojes omega speedmaster utilizados en el programa Apolo utilizaban El Plexi, incluso las reediciones de estos modelos espeedmaster siguen montando un plexiglass que no es un cristal, el nombre técnico es en realidad polimetilmetacrilato (“Plexiglas” es sólo un nombre comercial), y no es más que un plástico transparente. De hecho, en algunas partes te encontrarás con que lo denominan “cristal de resina”, “cristal de policarbonato” o “cristal acrílico”. Es un plástico barato, fácil de moldear y, además, que se puede pulir con bastante facilidad. la parte negativa del plexiglas es que se raya muy fácilmente, y los relojes antiguos que se montaban con cristal plástico acababan literalmente “destrozados”, con partes carcomidas, no sólo rayadas. Pero la ciencia ha avanzado bastante, y en la actualidad se pueden encontrar cristales de resina con una resistencia a los arañazos enorme, que, sin llegar a ser como los cristales minerales, sí aguantan con bastante mayor éxito un mal uso. Esto se consigue aplicándoles un tratamiento endurecedor (mediante baño por inmersión o centrifugado) sobre su superficie. Además, los cristales de plástico aguantan mucho mejor las caídas, de hecho, las soportan mejor que muchos cristales minerales e incluso son más duraderos que el zafiro que puede estallar con un golpe, y el plexi, también tienen la ventaja de que se puede pulir fácilmente.