Los relojes de Chistrophe Claret impactan siempre a primera vista y desde luego que su última propuesta, el reloj Mecca, sigue también esta regla y en el SIHH 2016.

Este reloj controla la mecánica a través de la espiritualidad. En el centro, el mirascope que simboliza la Kaaba, la mezquita sagrada de la Meca, parece escaparse de la esfera. El concepto de Mecca es el mismo que utilizó en 2015 en el reloj Aventicum con la efigie del emperador Marco Aurelio en el centro.

Las alusiones a la fe musulmana en este reloj de Christophe Claret son numerosas. Por ejemplo, a las 7 horas hay un diamante negro que representa la piedra negra situada en la esquina sudeste de la Kaaba, donde comienza el Tawaf, el ritual que realizan todos los musulmanes que visitan la Meca y consiste en dar siete vueltas en sentido contrario a las agujas del reloj. A las 5 h, también hay un detalle de cerámica blanca que, en este caso, alude a la piedra negra que los peregrinos tocan en cada vuelta que dan y que inicialmente era de color blanco.

reloj Chistophe Claret

reloj Chistophe Claret

Mirascope E Reloj que simboliza la Kaaba

En el fondo del reloj, la Kaaba está en el centro de la masa oscilante de cristal de zafiro con un mapamundi con miles de puntos blancos con los que representa a los musulmanes. La Kaaba está rodeada de un grabado de inspiración oriental lacado en verde y gris.  En el reloj hay tres inscripciones en árabe: a las 12, Masjid al-Haram, que significa “La mezquita sagrada”; a las 4 h, Tawaf y, a las 8, Makkah al-Mukarramah, el nombre de La ciudad sagrada de La Meca. También el número de la edición limitada, 63, es simbólico pues es la edad que tenía el profeta Mahoma cuando falleció.

Christophe Claret lanza dos versiones, las dos limitadas y numeradas a 63 relojes, del modelo Mecca. Con caja de 44 mm, el reloj está disponible con caja en titanio de grado 5 y en titanio de grado 5 y titanio con PVD gris antracita.

El movimiento en las dos propuestas de los relojes es automático con dos barriletes gemelos para proporcionar la reserva de marcha de 72 horas.

Las agujas de las horas y los minutos son de microfibra de carbono, sí tiene agujas aunque solo se vea el contrapeso que se está identificado con la “H”, para las horas, y la “M”, para los minutos. El mirascope está formado por dos espejos parabólicos idénticos, dispuestos uno encima del otro, para crear la forma elíptica. El espejo convexo superior tiene un agujero en el centro y al colocar la Kaaba en el centro del espejo inferior cóncavo, en el superior se crea un holograma en un tamaño dos veces más grande que el real. La ilusión óptica es tan fuerte que es casi imposible resistirse a tocar la escultura, algo que es imposible, porque los dedos chocan irremediablemente con el cristal que cubre la esfera.