La familia Jean-Mairet, de procedencia francesa, se estableció en suiza a comienzos del siglo XVI, pero hubo que esperar hasta la segunda mitad del siglo XVIII para que entrara en el mundo de la industria relojera.

 

En 1766 Jean-Henry Mairet inventa una pistola de siete disparos y una máquina herramienta.

A comienzos del siglo XIX, otro descendiente directo, Sylvain Jean-Mairet (1805-1890) se convierte en maestro relojero y fabrica escapes de tipo áncora, cronómetros y relojes de precisión.

Una de las creaciones más importantes es un reloj de péndulo despertador, se puede admirar en el Museo de Relojería de Le Locle (su ciudad natal).

 

A comienzos del siglo XX André Jean-Mairet es nombrado jefe de talleres de la Escuela de Relojería de la ciudad, mientras que su padre había sido maestro de regulación en la misma institución.

 

André Jean-Mairet dedica la mayor parte de su carrera a la mejora de la precisión de marcha con diferentes variantes en los escapes de áncora y los sistemas de regulación de los cronómetros, construye hasta ciento diecinueve primeros premios otorgados por el Observatorio de Neuchâtel por sus creaciones.

 

El Observatorio de Neuchâtel fue creado en 1860 para poder asegurar la carrera por la regularidad y la precisión de los instrumentos de medida del tiempo.

En la primera edición solo fueron presentados seis cronómetros de marina y trece relojes de bolsillo.

 

Una de las firmas que marcaron definitivamente las pruebas y resultados fue la firma suiza Ulysse Nardin, quien obtuvo los primeros premios en la categoría de cronómetros de marina hasta la aparición de los primeros relojes de cuarzo.

 

Del otro lado de la rama genealógica de la firma se encuentra la familia Gillman, una familia de científicos que viajaban por todo el mundo durante el período Victoriano.

Los antecesores de Cesar Jean-Mairet, actual fundador ypropietario de la firma, eran entre otros Robert Gillman y Carolina Bovet, de los célebres Bovet.

 

Cesar Jean-Mairet intenta perpetuar una herencia familiar ligada a la alta relojería. Su objetivo es crear una marca de relojes de gama alta inspirados por una filosofía de sobriedad y de calidad.

 

La firma fue registrada en el 2000 y el mismo año vio la luz el primer reloj de nombre Grand Voyageur. Esta primera colección rinde homenaje a Clément Gillman, explorador geográfico que pasó casi toda su vida en África.

 

Este primer modelo consta de función doble horario y despertador. Está disponible en oro amarillo, oro blanco, oro rosa o acero pulido, y su movimiento automático calibre 1999 de 31 rubíes ha sido modificado, montado y ajustado por los artesanos de la firma.

 

La caja, realizada en tres partes, tiene un diámetro de 39 milímetros y un espesor de 14 milímetros. La esfera, lacada en diferentes tonos, está protegida por un cristal zafiro con tratamiento antirreflectante.

La corona situada a las dos horas sirve para ajustar las horas, minutos y fecha, y la corona a las cuatro horas permite ajustar la alarma.

Existe una versión muy vistosa en platino con esfera negra.

 

En el año 2001, Jean-Mairet Et Gillman presenta la segunda de las colecciones con el nombre de Seven Days, que también quiere rendir homenaje a los ancestros de Jean-Mairet.

La caja es de 42 milímetros de diámetro y 12 milímetros de espesor, aloja una esfera con numeración arábiga tipo Breguet e indicación de reserva de marcha de siete días gracias al calibre 2001 de carga manual.

 

Este reloj se ofrece en las tres versiones de oro (amarillo, rosa y blanco) y en acero.

 

Dónde Puedo LLevar a Reparar Mi Reloj?

Si Tiene Que Arreglar Su Reloj, En periodo De Garantía, o fuera de Garantía, puede llevar su Reloj al Concesionario Oficial De La Marca

Servicio Tecnico Relojes Servicio Tecnico Relojes

 

Somos un Equipo De Relojeros Que Prestamos Servicios de Reparación y Restauración De Relojes De Todas Las Marcas, Garantía de 6 meses en todas las reparaciones

 

Reparación De Relojes Mecanicos y Cuarzo, Restauración De Relojes Antiguos